Mobilette

Hoy me ha pasado algo surrealista.

Os cuento:

He ido a tesorería a darme de alta para poder tener un certificado digital, que a día de hoy te hace falta para cualquier papel de las administraciones públicas, al igual que la firma electrónica. Vamos para putear al ciudadano, complicando la vida. Es un adelanto, pero  cuando no pasa una cosa “que si el sistema operativo no es compatible”, pasa otra” que tienes que actualizarte Java, que los plugins no los encuentra”.Llevo 1 semana liadísima con las nuevas tecnologías

Pero esa no es la anécdota que os quiero contar.

He ido a aparcar en una zona donde había una mobilette aparcada, he aparcado a la primera, pero la salida ha sido otro cantar

Me he subido al coche , he hecho marcha atrás, y con lo alto qué es, no me he dado cuenta y la he volcado. No he escuchado como caía, pero al incorporarme a la vía, la he visto tirada en el suelo. Tenía un coche pegado a mi culo y he tenido que seguir. Han pasado 100 metros y mi cabeza se ha puesto a echar humo.

Si yo fuera el dueño de esa mobylette, me hubiera gustado que pararan y recojieran mi moto. Que mirarán si tenía algún desperfecto, si fuera así, pues que me dejará una nota con sus datos.Vamos lo normal, de una persona civilizada, empatica y educada.

He tenido que andar 1 km hasta la rotonda próxima, dar la vuelta y volver a la zona de aparcamiento. Había metido ya el coche una señora, que no había bajado. He aparcado en doble fila, y me he dispuesto a ver mi estropicio. Primero la he levantado, que madre mía, como pesan esas motos antiguas, y he intentado poner la pata.

Que si quieres arroz catalina, la moto se me iba hacía adelante, la moto y yo.

De repente, un andarín con cara de simpático, “Disculpe Señor, ¿me ayudaría a ponerle la pata a la moto?”, el señor super-amable, ha hecho una maniobra de halterofilia y le ha puesto la pata en 3 segundos.

Le he dado las gracias, y le he explicado que no era mi moto, que la había tirado sin querer. El señor me ha sonreído y ha proseguido su camino.

Yo , sudando, me he subido al coche y he vuelto al curso.

Cuando iba de camino, me sentía cuál heroína, como si hubiera hecho la obra del siglo, cuando no es así, todos deberíamos ser respetuosos y empaticos con el prójimo, pero eso no pasa.

Así que me he dicho, coño, voy a contarlo, a ver si a alguien le ha pasado eso. Ha sido dueño de una mobillette, o la ha tirado con su coche. ¿cómo has reaccionado?

Hasta el próximo post…

 

FOTO CEDIDA POR: ANUNTIS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s